jueves, 23 de diciembre de 2010

El bobocho encuestador.

Sí, sí. Algún día tenía que volver.

Sucede que no había mucho que contar y quizás tenga la maldad un tanto aletargada.

Quiero contarles que estuve muy ocupada haciendo cursos de manualidades en miga de pan, origami con papel de cuete y cultivo de perejil en maceta.

Tampoco esperen que vuelva con bombos y platillos. Es una vuelta tranqui, de a poco, sin mucha alharaca. Con muchísima modorra.

Con ustedes, uno de los últimos posteos del año…


El bobocho de las encuestas

El bobocho es un pobre personaje urbano que tiene como patético modo de vida hacerte creer que es un inocente encuestador, cuando en realidad, es un instrumento demoníaco (para captar víctimas/posibles clientes) del instituto de computación “La Gadorcha informática” .

Una vez que el bobocho te intercepta y caés en su trampa, vas a ser damnificado con un deleznable acoso telefónico.

Porqué digo esto? Qué hace Bobocho?

Bobocho te ataca mientras vas caminando desprevenido por la calle. Aparece debajo de una piedra, de adentro de una alcantarilla cual tortuga ninja o se descuelga de un poste de luz y te mira con cara de perro atropellado, preguntándote si querés colaborar con una encuesta educativa muy importante, que va a salvar la vida de miles de niños somalíes desnutridos que bla bla bla y la mar en coche.

En realidad no sé bien qué es lo que dice, pero te termina convenciendo…

En el cuestionario pregunta sobre tu manejo de herramientas web y una sarta de pavadas más.

Bobocho no sólo no sabe leer, sino que también acentúa mal las palabras y se traba de una manera tal, que parece que estuviera hablando en swahili – gangoso.

En definitiva a Bobocho no le importa si le entendés o no; lo único que él quiere es llegar a la instancia final de la encuesta, que es en donde te pide el teléfono.

Una vez que se lo das, firmás tu sentencia de muerte.

Durante la semana, vas a ser víctima del acoso telefónico más horrible que te puedas imaginar. Te llaman desde 5 o 6 teléfonos distintos, todos de parte del instituto “La Gadorcha”; informándote sobre las múltiples posibilidades de pago que tenés en sus cursos de dominación de mouse para principiantes, computación para pelotudos 1 , 2 y 3, uso de Windows 95 y Súper Mario Bross para Family Game. Además ofrecen becas. Ellos son tan buenos que te ayudan con el 0.0001 % de la cuota.

Cuando te cansás de agradecerles y mandarlos a la madre que los parió y con el celular casi derretido de tanto sonar, el ciclo termina hasta que bobocho ataca con una nueva modalidad de hostigamiento…

Toca el timbre de tu casa y dice que está repartiendo correspondencia de la municipalidad.

Una vez que entrega el sobre cerrado, te pide una firma y un teléfono.

Cuando abrís el sobre, lo que sospechás se hace realidad.

SORPRESA! La Gadorcha informática te acaba de cagar de nuevo!

Si pusiste bien el teléfono, preparate!

Esa vez, vaya a saber por qué, puse un teléfono equivocado, así que zafé; pero la bronca por haber caído nuevamente en la trampa de Bobocho me perturbaba.

Juré tomar venganza contra ese nabo a pedal. Y la vida me dio la oportunidad para hacerlo.

Una mañana mientras iba desprevenida con mi MP3 a todo volumen, Bobocho me abordó en una esquina.

Sorprendida porque no me había reconocido, me presté de mil amores a hacer la encuesta poniéndome en modo estúpida. Ante cada pregunta me hacía la sorda, pidiéndole que la repitiera, o fingía no entender exigiéndole que me explicara hasta el hartazgo.

Por dentro gozaba. Quería dilatar ese momento haciéndole perder tiempo hasta la parte en la que el loser me pidiera el teléfono.

Después de sacarlo de sus casillas con mis vueltas para contestar, el inútil llegó a la parte de rigor.

Iluso!

- Bueno, ahora una firmita acá, y acá un teléfono, por favor.

-Ah, no! No me lo acuerdo! Ni idea! Si querés te doy cualquiera, total ya sabés lo que opino del mundo web.

-Pero necesito el teléfono para que controlen que hago bien mi trabajo

-Ahh pero dame el teléfono vos y yo llamo y digo que lo hiciste genial.

-No, no entendés, necesito un teléfono, no me sirve sino.

-Cómo que no te sirve? Si te contesté toda la encuesta “educativa”!

- Es que nos piden eso, como control.

-Ahh a ver creo que me lo acordé. Anotá… 154… No, no, pará… 155… O era 156?? Ay, pará!

Bobocho borraba, escribía, borraba y volvía a borrar con su gomita…

-No, discúlpame pero no me acuerdo. Bah, no te lo pienso dar, y si te lo doy va a ser inventado, así que es al pedo. Lo lamento.

-Pero es un teléfono nada más.

-Es un teléfono personal, para llamadas personales. No para que jodan de ese instituto pedorro.

La vena en el cuello de Bobocho estaba a punto de estallar.

-Pero.. pero...

-Bueno. Chau entonces. Te dejo porque estoy muy ocupada y tengo que ir a salvar al planeta…

La cara se le transformó, se puso de todos los colores. Había odio en sus ojos. Se fue refunfuñando por lo bajo, totalmente derrotado, con su gomita gastada y su lapicito sin punta.

Por dentro yo me reía, bailaba malambo y tenía un orgasmo en el ego.

Sí bobocho, te hice perder tiempo, te deliré y me mofé de vos. Así como vos lo hiciste en otras oportunidades conmigo, ese día me tocó a mí.

Igual… Si pensaban que Bobocho iba a dejar de atacar, se equivocan.

Unos meses después de ese episodio me interceptó en la calle dos veces más.

Yo no sé si no se da cuenta, es ciego o pelotudo. O definitivamente me tiene de punto.

Lo mandé a mudar en ambas oportunidades, al grito de…

-No te acordás de mí? Ya me jodiste con esa encuesta 20 veces, volá volá, no te voy a dar el teléfono así que es al reverendo gassss.


Ay Bobocho! Si al menos estuvieras bueno… daría gusto dejarse engañar por tus tácticas pedorras.

Odio a los telemarketers, odio a las promotoras y ahora también odio a los Bobochos encuestadores.

Vayan con cuidado, siempre hay un Bobocho/a a la vuelta de la esquina, sediento de sus números telefónicos.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mala P...me encantó, sobre todo porque laburando alguna vez fui Bobocho.......y rompi las pelotas por teléfono a gente mala leche!!! Genia....

Carla dijo...

A mi me paso algo parecido, pero el bobocho no encuestaba, sino que intentaba vender(me) una marca imitacion de perfumes importados. O sea que ademas de pelotudo, trucho.

Anacostia dijo...

¿Por que usan traje con zapatos leñadores y corbata con algún personaje de Disney? Eso me pone muy mal.

Lucy in the sky - dijo...

JAJAJA Pensá que, por más karmático (?) que sea la encuesta de Bobocho para nosotros, la peor parte se la lleva él, que encima tiene que comer con ese laburo pedorro :/.

LUKA DI GIOVANNI dijo...

la otra vez vino uno de un centro de pilates o dietas cuando tomabamos mates en el rio...nos vio la cara de hola estoy en otro mundo y penso que iba a poder con nosotros...no se si fue intinto o que, pero lo cagamos, con un si, no, si , no, quieren recibir informacion, NO. jajajaj

Anónimo dijo...

Si yo me lo crucé la semana pasada al bobocho y le di el fono al pedo, le iba a cambiar un numero pero bue. Cuando llamó dijo con el señor Anónimo X, si le respondo y en una actitud ALAGARRRRRCHA!!!! Le corte de cuajo, no volvio a joder mas. Hay q ser rrofo y decir NO! (choleaux Style).

José N. Sepúlveda dijo...

A MI ME AGARRARON ASI DISTRAIDO EN LA PLAZA ESPERANDO EL KO KO... PERO NUNCA LLAMARON... POR NEGRO SEGURO

Lullaby dijo...

jaja a mi me agarró uno el hoy a la mañana caminando por la irigoyen y le dije no, estoy llegando tarde y seguí de largo, me senti mal después pensé pobre tipo tendría que haberme parado 5 minutos pero después de leer esto veo que hice bien!!!me salve de una...igual hubiera estado bueno darle el telefono y que llamaran cuando estaba en copahue sin señal ahi los queria ver!!jaja
como me haces reir mala pe sos una grosa escribiendo tendrías q sacar un libro!
yo lo compraría!
besos amiga!

Lullaby dijo...

jaja a mi me agarró uno el hoy a la mañana caminando por la irigoyen y le dije no, estoy llegando tarde y seguí de largo, me senti mal después pensé pobre tipo tendría que haberme parado 5 minutos pero después de leer esto veo que hice bien!!!me salve de una...igual hubiera estado bueno darle el telefono y que llamaran cuando estaba en copahue sin señal ahi los queria ver!!jaja
como me haces reir mala pe sos una grosa escribiendo tendrías q sacar un libro!
yo lo compraría!
besos amiga!